Foro De Mecánica

Geología, Geotecnia y Cimientos => Foro de Geología, Geotecnia y Cimientos => Mensaje iniciado por: fabvinal en abril 08, 2010, 10:42:59 pm

Título: fisuracion base cemento
Publicado por: fabvinal en abril 08, 2010, 10:42:59 pm
Si se tiene  un base  cemento altamente fisurada, pero estas fisuras  debidamente selladas. seria  recomendable colocar sobre ella una capa d pavimento rigido?. Tengo la duda  que  en algun momento de su vida util el pavimento rigido pierda su soporte y se fisuren tamabien las losas de concreto.
POr favor quisiera que me pudieran dar sus comentarios
gracias
Título: Re: fisuracion base cemento
Publicado por: gestodedios en abril 11, 2010, 01:08:26 am
Hola fabvinal:

¿Podemos saber a qué se debieron esas fisuras? Es decir, fueron por problemas de deformación del forjado, por temas de retracción, etc.

Saludos,
Título: Re: fisuracion base cemento
Publicado por: fabvinal en abril 12, 2010, 10:33:23 pm
Las fisuras se han  dado por  fenomenos asociados a clima,es decir esfuerzos termicos, de tal forma que existe un patron de fisuramiento longitudinal y transversal, la capa de base cemento no ha sido sometida  a ningun tipo de transito transito aun.

fabvinal
Título: Re: fisuracion base cemento
Publicado por: eufe en abril 28, 2010, 08:52:58 am
Hola fabvinal, hola a todos:
Si interpreto correctamente la exposición, una "base cemento" debe ser un

"hormigón de limpieza", si bien luego indicas que no se ha rodado sobre ella

aún (?). La disposición de un pavimento rígido, sobre tal elemento,

compuesto de losas de concreto, parece que está condicionado por la

fisuración aparecida. La fisuración de un hormigón o mortero es un

indicativo de que hay algún o algunos aspectos descuidados en proyecto y/o

en ejecución. Variables como la presencia de finos, tipo y clase de cemento,

puesta en obra, o curado (o falta de él) son -entre otras- determinantes de

fisuraciones que intuyo plásticas e hidráulicas a tenor de la aparente

rapidez y profusión de la patología. Dependiendo de la calidad de la subbase

y explanada, así como la eventual presencia de humedad en el terreno, se

puede disponer de una lámina de polietileno para cortar la capilaridad. Este

tipo de solución condiciona el rozamiento de solera y por tanto su

movimiento (expansión, retracción), y el diseño de las juntas. Afortunadamente las armaduras convencionales se disponen alejadas de la base. Lo más

recomendable será estudiar el diseño del pavimento, función de las variables

 intervinientes, y si no calcularlo con las fórmulas de Pickett (o

Westergaard), al menos aproximarse a la solución con nomogramas al uso.
Este tipo de elementos -soleras o pavimentos- son los grandes abandonados de

las normas, incluso de las bibliografías. Esta realidad se suele percibir como confirmación de la teórica trivialidad de las cuestiones sobre pavimentos y soleras, lo cual es delicado, salvo que se trate de pocos metros cuadrados de actuación.
Agradecido